Se trata una cuestión de enorme trascendencia práctica, consistente en la posibilidad de escoger la ley aplicable a operaciones de compraventa internacional, en principio regidas por la Convención de las Naciones Unidas de 1980. Este trabajo, que se estructura a partir del estudio de diversas sentencias extranjeras y laudos arbitrales, aborda el debate doctrinal que subyace al mismo y ofrece soluciones a los principales problemas prácticos e interpretativos sobre uno de los temas centrales de la contratación internacional.