La obra expone la filosofía jurídica D´Agostiniana, la cual se sintoniza con teorías contemporáneas y es consciente de que para entender y operar con el derecho, se requiere una apertura a disciplinas como la política, la psicología, la moral, la ecología, la economía, etc. La riqueza interdisciplinaria que posee se ve, por ejemplo, en las páginas dedicadas a “la no violencia y el derecho”, a “la justicia tributaria” o al “trabajo y el tiempo libre”.