El autor centra su atención en la necesidad de dinamizar al derecho comparado en relación con el derecho internacional privado, al ser este objeto de múltiples cambios en los últimos años. En siete capítulos esboza su propuesta para la búsqueda de un paradigma más funcional y la vincula con un modelo de enseñanza y aprendizaje, el cualpretende que se ejecute a nivel nacional e internacional.