Transcurridos 20 años de la promulgación de la actual Constitución colombiana, este texto analiza, mediante nueve capítulos, la naturaleza de las relaciones entre el Estado y la religión y el Estado y las confesiones religiosas, después de que en la carta magna fueran introducidos significativos cambios como la invocación del derecho de libertad religiosa y la instauración del Estado laico. Para ello, el autor aborda cuestiones como la invocación a Dios en el Preámbulo, la proclamación de las libertades de conciencia y la regulación jurídica civil de los matrimonios religiosos.