La serie de retratos que se dan a conocer en este libro, a manera de ensayo fotográfico, muestra esa faceta recursiva, alegre y surreal de aquellos personajes que buscan un sitio dentro de un mundo inundado de artistas y logran demostrar que no necesariamente en el teatro se hallan estas escenas. Hay que verlos durante una simple caminata por el centro de Bogotá; ellos constituyen un recorrido por la memoria cinematográfica, circense y musical de nuestra historia reciente.